Caja de arena

Hay una cosa más dolorosa que aprender de la experiencia, y es no aprender de ella”

La técnica de la Caja de Arena es una herramienta que se utiliza tanto con niños, adolescentes o adultos.

A través de una elección de varias figuras, se crea una representación ficticia de un tema a trabajar, será el paciente quien cree la representación, y el terapeuta le acompañará en todo el proceso.

Una vez realizada la representación en la caja de arena, lugar que sirve como elemento contenedor de los hechos y las emociones, el terapeuta guiará al paciente a través de una serie de preguntas para que este consiga los objetivos esperados: expresarse, reflexionar, hacer consciente, manejar y gestionar emociones, etc.